Pensamientos positivos para animarse

pensamientos para animarse

Hoy os traemos una nueva colección de pensamientos positivos para animarse en momentos de bajo animo.

El poder del pensamiento es algo en lo que algunas personas creen, y otras no. Esa frase en sí podría englobar la magnitud del poder del pensamiento, ya que justo de eso se trata, es decir, de creer o no.

Está comprobado el pensamiento positivo tiene un efecto en la realidad. Aunque muchas personas lo desacreditan por juzgarlo de manera incorrecta. Es cierto que pensar positivamente no hará que una persona consiga trabajo, pero sí que es cierto que si la persona que busca trabajo piensa positivamente tendrá una actitud diferente, más propositiva, y afrontará el conflicto de una mejor manera, por lo tanto, tendrá muchas más posibilidades de conseguir el trabajo.

Así es que, el poder de los pensamientos positivos los que pueden hacer que el panorama sea mejor de lo que es. Simplemente con aplicar los pensamientos positivos, la situación en la que te encuentres lucirá de otra manera.

Pensamientos Positivos vs Pensamientos Negativos

Como todo en la vida, existen dos polos, y para el pensamiento positivo el polo opuesto es el pensamiento negativo. Éste existe y vaya que hace daño. Puede hacer que cualquier persona esté peor casi al instante.

Cualquier persona que haya sufrido o sufra de depresión, sabe que no importa mucho lo que suceda a su alrededor, la tristeza y malos pensamientos llegan por sí solos, y se aferran a no irse. Pensar positivamente ayuda en mucho a estas personas, pero el problema es que no se les da muy bien. Suelen mantener sus pensamientos en negatividad y pesimismo.

Estar desanimado es un estado temporal, pero que puede prolongarse tanto como para convertirse en depresión. Es importante no dejar que esto suceda. La persona desanimada es quien debe de comenzar a pensar positivo, ya que de nada sirve que alguien más se le acerque con la mejor actitud, si quien se siente triste no recibe dichas buenas vibras.

Un ejemplo es cuando alguien se siente mal por no tener la apariencia que ella quiere, o cree que no la tiene, y está deprimida. Si alguien se le acerca y le dice que luce hermosa, ella no lo creerá, por mucho que sea cierto. Lo importante en ese caso es que ella lo empiece a creer.

Para que esto suceda se debe de realizar un trabajo interno constante, que inicia con las orillas de la depresión, empezando a quitar los malos pensamientos que se manifiestan en forma de adjetivos descalificativos. Los clásicos “Soy un estúpido por no conseguir trabajo”, “Siempre me equivoco en lo que hago”, “No puede ser que otra vez tome una mala decisión”. Esto sólo causa que tengamos una mala impresión de nosotros mismos, y encamina nuestros ánimos directo al barranco.

Si nos pasa algo malo, hay que identificar en dónde ocurrió el error, y aceptar la culpabilidad sólo si es nuestra. Por ejemplo, si tuviste que tomar una decisión, y tomaste la mala, pues entonces en esa ocasión te equivocaste, no quiere decir que siempre estés mal, y que nunca vayas a mejorar. Los infinitivos son terribles compañeros. Los “Nuncas”, y los “Siempres”, deben de quedar de lado.

Nadie es perfecto, y si en algún momento cometiste una estupidez, porque claro que las hacemos, quiere decir que lo que hiciste fue estúpido, no tú. No eres tú el estúpido, sino la acción, o la decisión. Evita decírtelo. Ese tipo de pensamiento negativo nos llega a programar y condicionar si es constante.

El Poder de los Pensamientos Positivos

Los malos pensamientos tienen un gran poder en cualquier persona, pero afortunadamente la efectividad del lado contrario es igual de buena, es decir, el pensamiento positivo puede hacer maravilla si se le aplica. Más si se hace constantemente.

Levantarte por las mañanas y al mirarte al espejo puedes decirte que eres ser hermosa, o muy guapo, dependiendo el caso, claro (estaría raro que te dijeras hermosa si eres hombre, pero cada quien). Eso no te hará la persona más atractiva del mundo, pero te hará sentir mejor contigo mismo. Entonces serás una persona que reaccione diferente a los halagos, y podrás recibirlos a bien, y creerlos. Eso cambiará la forma en la que te ves, y poco a poco tu autoestima estará tan fuerte que los comentarios malintencionados no te afectarán tanto a como lo pueden hacer ahora si es que estás deprimido.

¿Dónde encontrar Pensamientos Positivos para Animarse?

Leer libros de autoayuda sirven, pero no cuando estás deprimido. Recuerda que son de autoayuda, y si te sientes fatal, pues muy poco harás por ti. Pero sirven, un poco, y después, te servirán un poco más algunas otras cosas.

Algo que funciona para levantarte del desánimo es mirar películas románticas, cómicas, y de las que dan mensajes positivos. Algo de fantasía, que te demuestre que la vida tiene muchos lados buenos, y que perfectamente mereces tener muchos de ellos.

Leer frases y pensamientos para animarse es una genial ideal. Puedes, si es que analizas los pensamientos y los aplicas, ir enseñándote que hay muchas maneras de ver el mundo y sus situaciones, y que la mayoría son positivas si lo buscas.

Hay pensamientos positivos para animarse que resultan muy inspiradores porque vienen de persona que pasaron por lo más terrible del mundo, y aun así lograron sacar algo positivo de enseñanza y lo comparten con el mundo.

Un ejemplo perfecto es Ana Frank, cuya frase “A pesar de todo, pienso que la gente es buena de corazón.” Causa que se nos remueva todo en el interior, revaloremos nuestros problemas, y aprendamos que podemos encontrar el lado amable de todo y desde ahí partir hacia algo mejor.

Es cierto que el que haya alguien peor que uno no hace que nosotros mejoremos, o que la situación que hace que nos deprimamos se vaya, o cambie, pero sí nos da una perspectiva diferente de nuestra situación, y entonces, puede que así ya no luzca tan mala como pensábamos. Así pues, podemos, con una visión diferente del problema, resolverlo, o que no nos afecte tanto. Ese es el poder de los pensamientos positivos.

Ejemplos de Pensamientos Positivos para Animarse

Pensamientos positivos para animarse hay muchos, por lo que encontrar algunos muy buenos no sería un problema. El problema en realidad es tener la disposición real de comprenderlos y aplicarlos. Sólo se puede mejorar si se quiere en verdad.

Si te encuentras desanimado, la razón no hace diferencia, debes de tomar en cuenta los pensamientos positivos para animarse que te he traído. Trato de darte una explicación de ellos, para que sean más comprensibles aún.  Han sido escritos por personas que han pasado por situaciones similares a la tuya, o aún peores, mucho peores.

  • “Adoptando la actitud correcta se puede convertir un estrés negativo en uno positivo”, Dr. Hans Selye.

Hay momentos en la vida en la que un problema, aun por difícil o grave que sea, puede pasar de serlo para convertirse en algo bueno, siempre que se le encuentre el lado del potencial positivo. En Japón, la misma palabra que significa crisis, significa oportunidad. Esto debido a que, digamos, si llueve y eso arruina un día de sol en donde alguien planeaba vender helados, por decir algo, quien está capacitado para convertir un problema en una oportunidad, en lugar de entristecerse por el hecho, comenzaría a vender paraguas.

  • “La situación no es mala, tus pensamientos respecto a la situación son negativos. Cámbialos”, Autor desconocido.

Tener un punto de vista diferente de un problema nos puede mostrar la solución del mismo. Tener la autoestima bajo nos hace reaccionar muy mal ante un problema, deprimirnos, frustrarnos, y simplemente decaernos al ‘encontrar otro fracaso más’, y eso nos aleja de la posibilidad de resolverlo.

  • “El pesimismo lleva a la debilidad, el optimismo al poder”, William James.

Si tú te mentalizas en cosas positivas, en esperar siempre lo mejor, aunque te prepares para lo peor, actuarás, sin que te des cuenta, justo de la manera que debes para lograr lo que buscas. Eso es el poder del pensamiento positivo.

  • “Una autoimagen fuerte y positiva es la mejor preparación posible para el éxito”, Joyce Brothers.

Justo de lo que te hablaba antes, ya que la imagen que tenemos de nosotros es lo que más importa al momento de crearnos expectativas propias. Si tenemos una imagen fuerte de nosotros, será más fácil el pensar que podemos lograr grandes cosas.

  • “Encuentra un lugar en tu interior donde haya alegría, y la alegría quemará el dolor”, Joseph Campbell.

Todos hemos tenido momentos mágicos en nuestra vida. Esos momentos que nos hicieron tremendamente felices, donde nos reímos sin parar, cuando nos enamoramos, cuando logramos algo que buscábamos con mucho deseo. Esos momentos al recordarlos nos harán vivir de nuevo la felicidad que nos dieron. Recordarlos en los momentos en donde más tristeza tengamos nos ayudará a que se vaya.

  • “Tus acciones positivas combinadas con los pensamientos positivos generan éxitos”, Shiv Khera.

Una frase perfecta para entender lo que los pensamientos positivos son, ya que por sí solos te harán sentir mejor, claro que sí, pero si las combinas con acciones positivas, lograrás las metas que te pongas en frente.

  • “Debes comenzar a pensar en ti mismo como la persona que quieres ser”, David Viscott.

Dicen que las mejores cosas empiezan en la cabeza de alguien. Si lo imaginas, es el primer paso para lograrlo. No te dejes caer por un mal momento. Súfrelo si quieres, pero no por demasiado tiempo. Sentir dolor puede estar bien, sirve para desahogarse, pero después debes de levantarte y empezar a sacudirte los problemas. No dejes que ni una pizca de ellos se quede contigo, que te contamine, y crezca un mal en ti que no te haga ver lo que en verdad eres. Tienes que hacerte una idea de ti que sea a prueba de balas. Sólo así podrás crear en la realidad lo que en tu mente sueñas de ti.

  • “Para realizar una acción positiva, debemos desarrollar aquí una visión positiva”, Dalai Lama.

El propio Dalai Lama es el ideal para hablar de positivismo. Habla de la mente positiva, ya que es el primer paso para realizar algo bueno en la vida. Pero lamentablemente pasa lo mismo en el caso de tener un mal pensamiento. Es el primer paso para hacer algo malo.

  • “Un pequeño pensamiento positivo en la mañana puede cambiar todo tu día”, Desconocido.

Lo primero que hacemos en la mañana, tras levantarnos, habla mucho de cómo somos. Si tenemos un pensamiento negativo, como “No tengo ganas de levantarme”, o “Qué pereza ir al trabajo”, muy probablemente tendremos esa misma actitud el resto del día. Es normal tener malos ratos, y es normal pensar en que sería mejor hacer una cosa u otra en lugar de lo que tenemos que hacer, pero, aunque tengamos esos pensamientos, es importante tener algunos buenos, para poder enfrentar el día con mejor actitud, y mejores posibilidades de éxito.

  • “Soy un optimista. No tiene mucho sentido ser otra cosa”, Winston Churchill.

El gran Winston Churchill, a quien en gran parte le debemos el que los Nazis no hayan dominado el mundo, ya que, por sus decisiones positivas, y bien pensadas, pudieron enfrentar un mal tan terrible como Hitler, y vencerlo, nos regala una frase corta, sencilla, pero muy sincera y cierta. Así se simple, no hay espacio para ser otra cosa que no sea ser positivo. No tiene caso.

 

Como puedes ver, o eso al menos he tratado de explicar, el poder de los pensamientos positivos está, precisamente, en el pensamiento en sí, en la capacidad de creer en verdad en lo que se piensa, en lo que se dice, para poder entonces convertirlo en realidad. No es magia, sino una causa que genera consecuencias reales.

Si estás triste, y necesitas pensamientos positivos para animarte, puedes tomar en cuenta los que te he mostrado, o buscar más en algunos libros, películas, y demás. Están ahí afuera esperando ser descubiertos. Los buenos pensamientos, son tan buenos, que esperan todo el tiempo que sea necesario para ser encontrados, e inspirar a alguien a mejoras en su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *